CONCURSO

 

DÍAZ FERNÁNDEZ ARQUITECTOS

+

Sebastián Sanchez Loyola 

 

Punta Arenas, XII Región, Chile

 

A. Punta Arenas situación actual y propuesta.

 

Punta Arenas  posee una vinculación directa con la Antártica. Históricamente ha sido puerta de entrada, y centro de conexiones científico cultural de la Zona Austral del continente Americano remontándose a los primeros exploradores polares.

El mar, la industria de exploración, y el turismo científico han impulsado de manera importante a la ciudad; sin embargo, se ve poco reflejado en el diario vivir de sus habitantes.

El sector de Punta Arenosa, como punto extremo Nor-Poniente, se ha consolidado como lugar de astilleros y punto de refugio y partida de rutas navieras de gran relevancia; sin embargo, contrasta con la vitalidad del centro histórico, cerrándose y desvinculándose de la ciudad.

 

Bajo esta premisa, el objetivo principal del proyecto es generar un nuevo espacio de encuentro urbano para aprender, experimentar e investigar, y de manera simultanea conectar el tejido de la ciudad con el punto de partida y llegada de viajeros que exploran los limites sur del mundo.

Se consolidará la costanera actual expandiéndola y entregando un remate que invite a la permanencia, el paseo y la recreación. Esta estrategia decantará en una recuperación del vínculo con el borde marítimo y consolida el proyecto como un icono dentro de la ciudad.

 

 

B. Situación urbana del proyecto.

 

Se proponen tres grandes intervenciones urbanas que dialogan con el edificio icono.

1. Costanera:

La costanera peatonal de Av. Costanera del Estrecho de Magallanes se expande hasta el límite del terreno y el antiguo muelle destruido. Se invita al recorrido y se le da un término de importancia con espacios recreacionales y didácticos, y un ágora-anfiteatro para el uso al aire libre. Esta zona se convertirá en el punto de llegada y retorno del paseo costero completo conectando la ciudad con el frente marino.

2. Muelle:

Un nuevo Muelle al termino de la costanera peatonal permite la vinculación directa con las actividades navieras de exploración, y establece una nueva relación con el paisaje magallánico y el goce al nivel del mar.

3. Parque:

Contiguo y avanzando junto a la costanera se proyecta un  parque que incorpora y une los elementos principales del proyecto: Costanera, Muelle y Edificio. Este parque propone actividades lúdicas durante todo el año.

 

 

 

C. El Edificio.

 

1. Propuesta Conceptual

El nuevo Centro Antártico Internacional se propone imponente, opaco y hermético tal como la arquitectura típica de las estancias magallánicas. Una estructura traslucida y ligera envuelve y protege de los elementos climáticos. Se instala entre parque, muelle, y costanera como un nuevo espacio de encuentro y levanta una nueva imagen icónica que relaciona a la Región con la Antártica.

Su característica diáfana lo convierte en un faro de la ciudad. Sus fachadas iluminan y exponen las actividades interiores invitando a tomar refugio en el edificio.

El uso se condiciona con los elementos donde se emplaza, generando una espacio cubierto de gran importancia y protegido de la lluvia y el viento durante todo el año.

Se genera el encuentro de los habitantes y el desarrollo de actividades lúdicas que potencian el aprendizaje.

La resolución del proyecto es ser un espacio de transición de exploraciones turístico científicas, que sirve simultáneamente como un espacio de uso permanente, y como centro de eventos a escala urbana Regional.

Se conforma un lugar único en el extremo austral que ordena el espacio urbano, que de una forma sustentable y de uso continuo da lugar a la fiesta urbana por excelencia.

 

2. Propuesta Funcional

Las distintas áreas programáticas del edificio giran entorno al parque interactivo en el piso principal. 

En una placa inferior se desarrolla toda la investigación científica, y sus resultados son expuestos en los niveles superiores para toda la comunidad.

Un volumen perimetral interior dispuesto en forma paralela a la costanera alberga todas las salas interactivas y de exposición, y se comunica con el parque y la costa dando vitalidad y uso independiente a la actividad turística.

El sector de administración se encuentran debidamente separados en un edificio independiente de manera de no entorpecer con el funcionamiento del sector público.

Conectando todos estos programas y ocupando todo el volumen principal del proyecto se encuentra el parque interactivo que puede operar como micro espacios recreacionales o como un recinto único.

 

3. Propuesta estructural y de sustentabilidad.

 

El edificio completo funciona como un captador de energía. Una estructura ligera soporta una doble piel con paños traslucidos controlados y una cámara de aire entre estas. De esta manera todo el volumen tendrá las características de un invernadero en los meses más fríos y, gracias a un sistema de ventilación ubicado en la cubierta, se libere el calor en los meses más cálidos.

Aprovechando las condiciones características de vientos de Punta Arenas, se canaliza el aire caliente generado y se inyecta en todos los pisos del proyecto y en el volumen principal.

El diseño del techo a la usanza de las antiguas fábricas como estilo “serrucho” genera una luz plana natural ideal para zonas de permanencia y exposiciones. Sobre estos se instalan paneles fotovoltaicos mirando hacia el Norte.

En síntesis la estructura completa está en función de maximizar la rentabilidad económica, social y sustentable del edificio, generando un gran espacio para conciertos, convenciones, charlas, exposiciones, ferias regionales y cualquier actividad que los ciudadanos necesiten.